Política

Política

Confiep llama al cese de violencia en Islay e invoca a la unidad

20:34 h - Vie, 15 Mayo 2015

La Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) demandó el cese inmediato de las acciones de violencia en Arequipa e invocó a la unidad de todos los peruanos en torno a las autoridades y hacer todo lo necesario para defender la institucionalidad y la democracia como única vía para resolver nuestras discrepancias.

A través de un pronunciamiento, el gremio empresarial demandó también a quienes protestan a conducir sus demandas por los canales democráticos que corresponden, y pidió al gobierno hacer cumplir la ley con firmeza.

"Invocamos a los ciudadanos e instituciones de la sociedad civil a respaldar al gobierno en el uso de los instrumentos que le da la democracia y el estado de derecho", indica el documento, leído esta tarde por el presidente de esta institución, Martín Pérez.

Exhortan, además, a la unidad de todos los peruanos en torno a las autoridades y a hacer todo lo necesario para defender la institucionalidad y la democracia como única vía para resolver nuestras discrepancias y afirmar nuestra Nación. 

Sostienen que en los últimos días el país está sufriendo el accionar de violencia de grupos que "quieren destruir el desarrollo del Perú" y que, "escondiéndose bajo el rótulo de anti mineros o ambientalistas, pretenden sembrar el caos y el terror, atentando contra el derecho de la mayoría a vivir en paz y con seguridad". 

Ese hecho, aseguran, ha generado la pérdida de vidas de civiles y miembros de la Policía Nacional, a cuyos familiares expresaron sus condolencias; así como daños a la propiedad pública y privada.

"Ninguna protesta justifica la muerte de un peruano a manos de otro peruano y menos aún la insana masacre a policías cuya misión es restablecer el principio de autoridad. Exigimos que sobre los autores materiales e intelectuales de estos crímenes, caiga todo el peso de la ley", afirman. 

Aclaran que si bien la Constitución consagra el derecho a la protesta, ello no debe y no puede exponer al peligro a personas, poblaciones y menos a ciudades enteras, por el sólo hecho de no compartir esas protestas.  

Advierten que la paralización de prácticamente toda actividad en la zona está trayendo cuantiosas pérdidas sobre todo para las poblaciones de campesinos y agricultores que viven donde se desarrolla este enfrentamiento. 

"Esta situación no puede continuar", puntualizó Pérez, quien estuvo acompañado de representantes de otros gremios empresariales como el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Luis Salazar.

/CCH/ Andina

Peruano opina