Política

Política

Presidente Humala exhorta a la unidad de la clase política a favor de inversiones

22:44 h - Vie, 15 Mayo 2015

El Jefe del Estado, Ollanta Humala, exhortó a la clase política a la unidad en torno a las políticas del Estado y de desarrollo que necesitan el país, entre ellas el impulso a las inversiones, tras indicar que una eventual suspensión unilateral del proyecto minero Tía María, en Arequipa, expondría al Estado a demandas internacionales por incumplimiento.

Mediante un mensaje a la Nación, dirigido desde Palacio de Gobierno, advirtió que una demanda legal significaría un importante perjuicio económico para toda la sociedad.

“Hoy día muchas voces reclaman la suspensión del proyecto por parte del Ejecutivo, sabiendo que no solo no se puede suspender lo que no se ha iniciado, sino, peor aún, sabiendo que el Estado no puede tomar una decisión unilateral, que no esté regida por el marco de la ley”, expresó.

En ese sentido, recalcó que adoptar una decisión de esa naturaleza, por parte del Estado, tendría efectos jurídicos, por ir en contra de la Constitución y la leyes; así como económicos, porque sentaría un precedente negativo que –dijo- podría replicarse en otros proyectos futuros del país.

“Por eso decimos que este es un tema nacional y no solo un proyecto más”, mencionó Humala, al demandar a la empresa a cargo de este proyecto que disponga medidas concretas para lograr la paz social en Arequipa, escenario de protestas violentas en los últimos días.

Según indicó el Mandatario, ninguna autoridad subnacional ni fuerza política ha expresado los eventuales mecanismos de suspensión de este proyecto cuprífero que –dijo- cumple con todos los requisitos exigidos por la ley.

Ellos, precisó, solo han hecho uso de su derecho a opinar, pero no han asumido ninguna responsabilidad al respecto, razón por la cual los llamó a defender juntos el principio de autoridad y el Estado de Derecho en el país.

“Si hay un gran acuerdo que debe primar entre todos los peruanos es la apuesta por la paz (…) Nuestras acciones han estado y seguirán siempre orientadas a lograr un balance entre el crecimiento económico, la inversión, la protección ambiental y el desarrollo social”, aseveró.

Para el Jefe del Estado, el Gobierno ha trabajado para defender las reglas orientadas a que los estudios de impacto ambiental consideren las acciones que eviten, reduzcan y minimicen los impactos ambientales que una actividad económica como esta puede producir.

Exhorta a la unidad

Humala Tasso aprovechó la ocasión para exhortar a la unidad de la clase política en torno a las políticas del Estado y de desarrollo que –indicó- se necesitan para el país, entre ellas, el impulso a las inversiones.

Tras reiterar que no es defensor de ninguna empresa, reseñó que la concesión del proyecto minero Tía María no se inició en el presente gobierno, sin embargo, se verificó que se subsanen las observaciones que llevaron a la desestimación del primer estudio de impacto ambiental.

Ello con el fin de garantizar la convivencia social del proyecto minero con la comunidad arequipeña, añadió.

Asimismo, recordó que el Ejecutivo ha trabajado y ha propuesto de manera coordinada salidas al conflicto en la provincia arequipeña de Islay, como las mesas de diálogo y de desarrollo, y la visita permanente de los ministros de Estado a la zona, bajo la modalidad de audiencias.

Por esa razón, el Dignatario rechazó las posiciones extremistas y violentas que abrigan intereses subalternos y hasta económicos, que –según estimó- buscan alejar a la población del progreso y seguir sacando provecho de esa situación.

En esa línea, solicitó “respetuosamente” al Poder Judicial y al Ministerio Público administrar justicia oportuna y caer “con todo el peso de la ley contra delincuentes, asesinos y extorsionadores”, pues –anotó- no se pude construir nuestro sistema democrático “cediendo al chantaje de una extorsión”.

Igualmente, expresó su reconocimiento y respaldo a las fuerzas armadas y policiales del país, que viene enfrentando “estoicamente” la violencia en Islay, incluso anteponiendo su seguridad para evitar que estos actos violentos sigan creciendo en esa región del sur del país.

“La Policía Nacional ha dado una muestra al país y a la clase política de que no se puede ceder ante la violencia y que el orden público y el Estado de Derecho deben defenderse”, dijo, al trasmitir también sus condolencias a los deudos de las tres personas fallecidas en las protestas en Arequipa.

Subrayó que el Gobierno apostará con energía por Arequipa y por su desarrollo, para logar “la materialización de viejos anhelos” de esta región.

Desde hace más de un mes, la zona de Islay es escenario de violentas protestas de sectores de la población y dirigentes antimineros que se oponen a este proyecto cuprífero, situación que se ha agravado en los últimos días, con la muerte de dos civiles fallecidos y un efectivo policial.

/CCH/ Andins

Peruano opina