Economía

Economía

Empresas operadoras emitieron casi siete mil contratos cortos en lenguas originarias

11:41 h - Mar, 9 Ago 2022

El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) informó que las empresas operadoras de los servicios de telecomunicaciones emitieron en el primer semestre del año, 6923 contratos cortos en los idiomas quechua, aimara, ashaninka y shipibo-konibo.

Los usuarios de los servicios de telefonía móvil y fija, internet y televisión de paga accedieron a contratos de fácil lectura y comprensión, que les permitió entender las condiciones establecidas respecto al servicio contratado, pues fueron redactados con un lenguaje ágil, sencillo y amigable, y lo más importante, en su idioma materno.

El ente regulador informó que, de enero a junio, las empresas operadoras Claro, Bitel y Entel suscribieron en conjunto 3345 contratos en quechua, principalmente en Lima (851), La Libertad (414), Arequipa (382), Cusco (368), Puno (198) e Ica (196). Movistar indicó que no emitió ningún contrato a la fecha.

Como se recuerda, desde agosto de 2021, las empresas operadoras están obligadas a suscribir y entregar contratos cortos en quechua a solicitud del usuario, concretándose, -hasta junio de 2022-, la suscripción de 4285 contratos en este idioma. Posteriormente, el ente regulador dispuso la implementación de los contratos cortos en aimara, ashaninka y shipibo-konibo.

“El idioma ya no es una barrera para empoderar a más usuarios. Estamos comprometidos en promover el uso, preservación, desarrollo, recuperación, fomento y difusión de nuestras lenguas originarias; para ello, se implementó iniciativas como los contratos cortos en quechua, aimara, ashaninka y shipibo-konibo”, expresó el presidente ejecutivo del Osiptel, Rafael Muente Schwarz.

Contratos en aimara, ashaninka y shipibo-konibo

De enero a junio de 2022, se suscribieron 3578 contratos cortos en aimara, ashaninka y shipibo-konibo, destinados a la contratación de servicios móviles.

La empresa Bitel emitió 891 contratos cortos en aimara, 1043 en ashaninka y 1629 en shipibo-konibo. En tanto, Claro proporcionó 7 contratos en ashaninka y 8 en shipibo-konibo.

La mayoría de contratos cortos en aimara se suscribió en Lima (259), seguido de Huánuco (141), San Martín (126), Cusco (109) y Puno (73).

Las regiones donde predominaron los contratos cortos en ashaninka fueron Lima (295), Ica (201) y La Libertad (173).

Mientras que los ámbitos geográficos donde se suscribieron la mayoría de contratos cortos en shipibo-konibo fueron Lima (529), Puno (233) y La Libertad (118).

/ES/NDP/

Peruano opina