Nacional

Nacional

Pisco: obra de reubicación de agua potable tiene 95% de avance

/Difusión/
16:31 h - Jue, 29 Sep 2022

La obra de reubicación de la línea de conducción del sistema de agua potable que abastece a la provincia de Pisco, en la región Ica, ejecutada por Emapisco S.A. y financiada por el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass), presenta un avance del 95%.

Los objetivos de la obra son garantizar la continuidad del servicio durante las crecidas del río Pisco y en temporadas de estiaje, y evitar fugas del recurso hídrico, lo cual repercutirá favorablemente en la salud y en la mejora de la calidad de vida de más de 150 mil pobladores pisqueños.

La reubicación de 3478 metros de tubería HDF de hierro dúctil de 24 pulgadas con los más altos estándares de calidad se desarrollan en el distrito de Humay, específicamente en las zonas de Puente Murga, Productores Paracas y Monte Fuerte, donde los conductos requerían intervención inmediata para mejorar el servicio que se brinda a 30 mil familias de los distritos de Pisco, San Clemente, San Andrés, Túpac Amaru Inca y Paracas. La obra demanda una inversión total S/6 240 621.34, transferidos por el Otass a la empresa prestadora.

El director ejecutivo del Otass, Héctor Barreda Domínguez, inspeccionó el avance de la obra de la línea de conducción. Acompañado por el congresista por Ica Raúl Doroteo Carbajo y representantes de Emapisco S.A. –una de las 18 prestadoras que el organismo técnico administra bajo el Régimen de Apoyo Transitorio (RAT)–, verificó los trabajos realizados en los empalmes de la tubería en Monte Fuerte y Productores Paracas.
 
“Esta obra, es posible gracias al trabajo articulado entre el Ministerio de Vivienda, Otass, Emapisco y los gobiernos locales. La gran meta de optimizar las condiciones de la línea de conducción es asegurar la continuidad de la prestación del servicio de agua potable para Pisco ante cualquier emergencia de índole natural que se presente”, indicó el director ejecutivo del Otass.

La línea de conducción que está siendo intervenida atraviesa áreas rurales y lleva el recurso hídrico hasta los grandes reservorios, de los cuales, finalmente, sale el agua potable que llega a los caños de los hogares pisqueños. La obra, que busca eliminar la posibilidad de cortes de servicio y aumentar la presión de agua potable en la provincia, comenzó en noviembre del año pasado y debe culminar en la segunda semana de octubre próximo.


/RP/NDP/LD/

Peruano opina