EntreLibros

Sábados 08:00 p.m. a 09:00 p.m.
Domingos 08:00 p.m. a 09:00 p.m.

Erika Stockholm nos habla de los 20 años de su cuento “María Julia y el árbol gallinero”

12:05 h - Mar, 20 Abr 2021

“Creo que los escritores para niños tienen que estar en contacto con su ‘niño interior’. Cuando rescatas al tuyo, comienzas a apreciar pequeños detalles que en la vida adulta pasan desapercibidos. Ese es el ángulo que yo le doy a todos mis libros, desde mi niña y que me gustaría a mí leer como niña”, comentó la escritora de literatura infantil Erika Stockholm.

Este año se cumplen 20 años del lanzamiento de su primer libro, titulado “María Julia y el árbol gallinero” y se ha preparado una edición especial de la publicación para conmemorar esta fecha.

La historia de María Julia está basada en una experiencia propia de Erika en su niñez. “Yo tenía una gallina negra que se llamaba Gallina. Ella atravesaba ese problema, de que estaba sentada empollando y no tenía un gallo. Entonces, nunca iban a salir pollos de ahí. Yo estaba preocupada por eso, porque la veía frustrada. En ese momento yo tenía 9 años y un huerto de lechugas. Con el dinero que me dieron compré huevos fecundados para mi gallina, de 3 gallinas diferentes”, contó Stockholm en diálogo con Entrelibros.

“Cuando mi gallina negra se puso a empollar los huevos, se dio con la sorpresa de que sus pollitos eran de diferentes colores y cualidades. Pero me di cuenta de que la gallina estaba completamente feliz con sus pollos de diferentes colores. Esa historia quedó en mi cabeza y la quise plasmar en un libro. Así fue que un día decidí que era tiempo de escribir un cuento para niños”, señaló Erika, quien también es actriz.

En este proyecto la acompañó Andrea Paz con las ilustraciones. “Fui puliendo el cuento y decidí que lo publicaba. Hice un casting y ahí conocí a Andrea. Fue todo un descubrimiento tanto para ella como para mí. Nos llevamos súper bien y seguimos adelante”, recordó.

Por otra parte, para Erika no fue fácil buscar casa editorial que publique su libro, ya que en aquella época no se hacían libros con tapa dura y los que habían eran solamente importados. “De alguna forma impulsamos un tipo de publicación innovador en los 2000’, remarca.

Han pasado 20 años desde la primera edición de “María Julia y el árbol gallinero” y durante ese tiempo el libro se ha mantenido vigente. Incluso, fue adaptado al teatro por Stockholm. Asimismo, la autora ha publicado más cuentos infantiles y poesía para niños. Paralelamente, ha perfeccionado su técnica de escritura.

“María Julia me salió de una forma natural, espontánea. Simplemente quería narrar una historia que me parecía muy divertida y me salió muy bien. Mis primeros cuentos sí han sido autobiográficos, conforme fui avanzando mi inspiración venía de otros lugares, como la investigación de un tema. Mis últimos libros han sido muy pensados y con un trabajo planificado”, puntualiza Stockholm.

Peruano opina