Internacionales

Internacionales

Papa Francisco critica la indiferencia de un mundo saturado de información

La carta papal denuncia el terrorismo, los secuestros y persecuciones por motivos étnicos o religiosos.
17:15 h - Mar, 15 Dic 2015

En su mensaje anual por la paz, el papa Francisco llamó a los gobiernos a impedir la propagación de los conflictos y a reducir las deudas de los países más pobres, ante la indiferencia de un mundo saturado de información.  

El mensaje, publicado este martes y titulado "Vence la indiferencia y conquista la paz", será leído en todas las iglesias el 1 de enero de 2016, con motivo de la Jornada Mundial de la Paz.

La carta del papa menciona lo que Francisco suele denunciar como una "tercera guerra mundial en fases", hablando de "las guerras y los atentados terroristas, con sus trágicas consecuencias, los secuestros de personas, las persecuciones por motivos étnicos o religiosos", que marcaron el 2015.

Al final del texto, el papa argentino hace un triple llamado a los dirigentes políticos.

Para empezar, deben evitar "arrastrar a otros pueblos a conflictos o guerras que destruyen no sólo las riquezas materiales, culturales y sociales, sino también —y por mucho tiempo— la integridad moral y espiritual".

Seguidamente, deben trabajar "para abolir o gestionar de manera sostenible la deuda internacional de los Estados más pobres".

Y por último, "adoptar políticas de cooperación (...) respetuosas de los valores de las poblaciones locales y que, en cualquier caso, no perjudiquen el derecho fundamental e inalienable de los niños por nacer".

El mensaje denuncia largamente "una cierta saturación [de información] que anestesia y, en cierta medida, relativiza la gravedad de los problemas".

"Hay quien está bien informado, escucha la radio, lee los periódicos o ve programas de televisión, pero lo hace de manera frívola, casi por mera costumbre: estas personas conocen vagamente los dramas que afligen a la humanidad, pero no se sienten comprometidas, no viven la compasión", escribe el Sumo Pontífice en su mensaje.

/PAG/

Peruano opina