nacional-en-la-noticia

Discriminación racial: Perú necesita tener “cultura de denuncia” y evitar que sea algo natural

16:24 h - Vie, 20 Nov 2015

La discriminación racial es una práctica que se reproduce al interior de la familia y se repite en los colegios, donde no hay sanción, y la falta de una “cultura de denuncia” en nuestro país genera una “naturalización” de estos malos hábitos, indicaron en Radio Nacional del Perú.

En nuestro país no hay una cultura de denuncia sobre discriminación, por lo tanto no hay sanción ni castigo. Estas prácticas que parecieran normales o naturales se reproducen al interior de la familia, los niños las escuchan y repiten en el colegio; en el colegio tampoco son sancionados”, sostuvo Bernardo Cáceres, Director de la Dirección de Diversidad de Cultura y Eliminación de la Discriminación Racial del Ministerio de Cultura.  

“Hay una naturalización de algo que no lo es, y que además está penado. Va en contra de los principios constitucionales”, agregó.

Estas declaraciones las dio respecto a la sentencia de tres años de prisión preventiva que dio el Poder Judicial a los funcionarios de una empresa en Huancayo, por no dar solución al insulto racista que recibió Azucena Asunción en su centro laboral por parte de una compañera de trabajo.

Consultado sobre el por qué ocurren estos actos discriminatorios en pleno siglo XXI, la autoridad de la Dirección de Cultura estimó que se debe a que: “lamentablemente el ser humano es  limitado, está lleno de defectos; tenemos lastres coloniales muy fuertes a muchos niveles; hay una terrible desigualdad en la distribución de ingresos que genera distintas violencias”.

¿Qué está pasando con la ley que nos protege contra los actos de discriminación?, se preguntó Cáceres, quien sostuvo que esta ley “no es conocida”. Además, agregó que es difícil denunciar que hubo una afrenta, pues no hay testigos, y si los hay no quieren declarar.

VALE LA PENA RECURRIR A LA LEY

Sobre la sentencia a favor de la agraviada Asunción, el funcionario manifestó que eso demuestra que “vale la pena” recurrir a la ley.

 “Azucena dijo que le restableció  la fe en que la justicia sanciona, quizá tarda pero llega a un veredicto”, apuntó.

“Se está esperando poder tener acceso al texto de la sentencia para poder ver cuáles han sido las conciliaciones de los jueces y poder decir ya con claridad si es que estamos ante el primer caso técnico en el cual se está castigando la discriminación racial”, finalizó.

/PAG/